jueves, agosto 04, 2011

El Pelado




"...Para mí Angelelli fue mucho en vida, pero mucho más después de su muerte ¿no? (...) Había una gran sintonía, él era gigantesco a mi lado... Pero se me agrandó no solamente por la muerte sino que esa muerte dio en primer lugar la idea de la importancia que tenía frente a los autores de la represión, lo cual realzaba su tarea de concientización. Pero más todavía fue que descubrí todo lo que él estaba sufriendo con anterioridad; de calumnias, de... bueno, de violencias. ¡Cómo lo superó!, con tanta hombría que no... en nuestras conversaciones no se traslucía. Yo no me enteré por lo que él estaba pasando sino después de su muerte. (...) Para mí ha sido una figura señera en el episcopado y en la Iglesia y que honra a la Iglesia argentina. (...)"
Jaime de Nevares

En Jaime de Nevares, último viaje, C. Guarini y M. Céspedes, Serie Documentos de Página/12, Buenos Aires.


El hombre proyecto de pueblo

Mezcla de tierra y de cielo,
proyecto de humano y divino...
que en cada hombre se hace rostro
y su historia se hace pueblo.

Es barro que busca la Vida,
es agua que mezcla lo Nuevo,
amor que se hace esperanza
en cada dolor del pueblo.

El pan que en el horno florece...
¡Es para todos, amigos!
Nadie se sienta más hombre,
la vida se vive en el pueblo.

Porque el proyecto se hace silencio,
porque la vida se hace rezo,
porque el hombre se hace encuentro
en cada historia de pueblo.

Déjenme que les cuente
lo que me quema por dentro;
el Amor que se hizo carne
con chayas y dolor de pueblo.

¿Saben? Lo aprendí junto al silencio...
Dios es trino y es uno,
es vida de Tres y un encuentro...

aquí la historia es camino
y el hombre siempre un proyecto.

Enrique Angelelli



P.S. 1: El documental Angelelli, La Palabra Viva, de Fernando Spiner y Víctor Laplace, completo en El Ortiba.

P.S.2: Mi amiga Nilda me dio una alegría al citar esto en su blog No soy lo que debería, con las palabras que yo pensé y no escribí: "Mons. Angelelli decía: Cuando un pobre se levanta, es Cristo resucitado. No hace falta creer en Cristo para saber de qué está hablando". Por si hiciera falta aclararlo, me cuento entre los no creyentes.

Pero más que a discutir por los asuntos del Cielo, la vida y el testimonio de Enrique Angelelli me llevan a preguntarme: ¿Qué estoy haciendo yo en (y por) esta Tierra?

2 comentarios:

nilda dijo...

La memoria, Rafa, dando testimonio.Nuestra obligacion, Y haciendo, claro.

Rafa dijo...

Así debe ser, Nilda.

Un beso.