lunes, junio 25, 2007

Algunas reflexiones

La victoria de Maurizio Macri, no por esperada deja de ser un reverendo bajón (por lo visto, sólo para una minoría en la que me incluyo). Que por ahora me motiva apenas unas pocas y breves reflexiones y/o apostillas.

- Quienes con motivo de estas elecciones reeditaron en su imaginación la vieja antinomia peronismo-antiperonismo demostraron una vez más aquello de que "no hay peor ciego que el que no quiere ver". El desfile de conspicuos integrantes del tren fantasma como Miguel Ángel Toma o Ramón Puerta por el bunker del PRO es una buena demostración. El misionero se despachó con que "hay que definir el candidato de la cuarta pata de la oposición que es el peronismo no transversal, las otras son Lavagna por el radicalismo, López Murphy por la derecha y Carrió por la izquierda" (declaraciones a Radio Ciudad, hoy a eso de las 19.30 hs).

- En exclusivas declaraciones por Radio Nacional, Jaime Durán Barba dijo que conoció a MM en el 2004 y que "no le constaba que hubiera estado a favor de las privatizaciones" en los '90. Preguntado sobre qué le parecía la presencia de personajes como Toma junto a Mauri, respondió como un buen torero. Repitió su conocido discurso sobre la superación de las luchas ideológicas típicas de los '70 (en las que él participó, reconoció con orgullo), las nuevas preocupaciones de los jóvenes de hoy, y demás temas que este blog adelantó hace ya varios meses. Y atención: pasó el chivo de este libro que escribió junto a Santiago Nieto, diciendo "Si los responsables de la campaña del otro candidato hubieran leído mi libro, habrían tenido más éxito en oponerse a la nuestra". Así que muchachos, de aquí a octubre, agarren lo' libro', que no muerden.

- Quizá queriendo empardar a nuestro amigo Escriba, Horacio Verbitsky se arrogó ayer el haber predicho el triunfo PRO en esta nota de marzo pasado. Que merece ser leída para rastrear las causas del resultado de las dos vueltas de esta elección.

- Al reconocer el triunfo de su oponente, Daniel Filmus (a quien respeto) anunció que "a partir de mañana comienza la construcción de una fuerza auténticamente nacional y popular, con contenido progresista", etc., etc. DF debería saber que para poder hacer realidad esa intención, él tendría que prescindir de varios personajes que lo acompañaban en ese momento, empezando por Aníbal Ibarra y por el mentor de su candidatura, Alberto Fernández. Sobre los cuales, el ya mencionado Perro HV se despachó hace dos semanas con estas palabras:
"Ibarra consiguió batir a Macri en 2003 gracias a la participación presidencial en la campaña, pero desde que terminó el escrutinio gobernó aislado con su minúsculo grupo de amigos, como si la elección hubiera sido un plebiscito sobre su bella persona. Tampoco Fernández hizo nada a favor de la organización popular y prefirió recostarse en burócratas y recaderos(*). Hoy se ven en la Ciudad las consecuencias de la nula construcción política de ambos."
(*) Más claro sobre este asunto había sido HV una semana antes, cuando se refirió a "la conducción delegada por celular que Fernández practica a través del joven verticalista Diego Kravetz" (denunciado por estafa contra aportantes a la empresa recuperada IMPA, como ya se mencionó aquí).

- La foto que abre el post está inspirada por la reflexión de Tomás Abraham "No tengo ganas de defender a travestis, así de sencillo". No va a hacer falta, Tomás.

- Alguna vez se me ocurrió ver un parecido entre Maurizio y Patrick Bateman, el de American Psycho. No me imaginaba que me iba a enterar de otro elemento en común: ayer, respondiendo a un cuestionario en P.12, MM dijo que en música se identificaba con "Genesis, Supertramp, Phil Collins y Queen". Quién dice, a lo mejor si se explayara más sobre su predilección, diría algo como lo que se escucha aquí:



Para ponerle algo de calor a una noche muy fría. La verdad, que concuerda con las teorías de Durán Barba, y además está bueno.


P.S.: Pido perdón a los que no saben inglés. Ah, me confieso un fanático absoluto de Genesis pero el de los '70, de antes que le empezara a gustar a Bateman y, seguramente, también a Mauri.

22 comentarios:

HAL dijo...

"Quienes con motivo de estas elecciones reeditaron en su imaginación la vieja antinomia peronismo-antiperonismo demostraron una vez más aquello de que 'no hay peor ciego que el que no quiere ver'."
Me alegra que, finalmente, se haya percatado de ello :P

Jorge Y. de la G. dijo...

Hal: mi amigo, estaba seguro de que ibas a aparecer con esto, jaja! Más que nada lo dije por los gorilones que sueñan con una nueva Unión Democrática, sin ver que como en Alien, tienen al "monstruo" metido adentro. Además hay que reconocer el talento de los estrategas de campaña de Mauri, que rehuyendo el debate de ideas lograron captar votos tanto entre los rubios gorilas de Recoleta como entre los morochos peronistas de Soldati.

Un abrazo.

EmmaPeel dijo...

Se viene el busto de Barba en el salón dorado :S

saludos vecino

HAL dijo...

No es tan así, estimado. Quienes usted llama gorilones aprendieron bien la lección y saben que el peronismo realmente existente es más una garantía que una amenaza a sus intereses. Por eso mismo, votan a Macri a sabiendas (y no a pesar) de sus compañías.

anarresti dijo...

Jorge: excelente tu post. Me encantó lo de Patrick Bateman, hay que preguntarle si le gustan Huey Lewis and The News. MEC, de la barbarie

Jorge Y. de la G. dijo...

Emma: sí, se viene... y si no, le van a hacer un manolito, como decía Minguito. Realmente es increíble cómo la campaña de DF siguió un curso tan previsible como poco atrayente o impactante, como si nadie hubiera tomado nota de las técnicas de JDB ni pensado cómo contrarrestarlas.

Hal: en parte es cierto lo que decís y en parte no, según me parece. Seguro que a los poderes fácticos que hoy están festejando la victoria de Mauri les importa un pomo que tenga una pata peronista, total desde la época del de Anillaco (o antes) saben que una parte del peronismo está más que dispuesta a complacer sus intereses. Pero en gran parte de las capas medias porteñas sigue habiendo un gorilismo visceral (tengo bastantes ejemplos cercanos a mano), y son sectores que votan a MM quizás por visualizarlo como "una mezcla de Esteban Echeverría y Balbín" (María de La Barbarie dixit). Ignorando a los impresentables menemistas y/o duhaldistas que lo acompañan, y sin pensar que al gobierno PRO, también ellos lo van a terminar padeciendo.

María: acabo de citarte, muy buenos tus posts sobre este asunto. Me alegro mucho de que éste te haya gustado. Casi podría firmarte que allá en sus años mozos el Mauri se sacudía al ritmo de "The power of love" o de "Stuck with you".

Gracias, besos y abrazos.

HAL dijo...

Jorge: ¿y cómo se prueba, más allá de las anécdotas personales, eso que decís?

Jorge Y. de la G. dijo...

No hay forma de probarlo Hal, habría que hacer una encuesta. Es una percepción de algo que se palpa en comentarios de muchísima gente que uno escucha por la calle o lee en los blogs, o que llama a las radios, o que manda cartas de lectores a lo de Bartolo, etc. Y creo que esa percepción la comparten muchos otros bloggers, como EmmaPeel, María y el resto de LB, Manolo, Musgrave, etc., etc. Yo lo veo como un fenómeno sociocultural, antes que político o ideológico.

HAL dijo...

Hombre, si todo es percepción quedamos más cerca de la astrología que del análisis político.
Macri hizo su mejor elección en el norte, no el centro o en el oeste (donde predomina la clase media). Si consideramos que una parte de los sectores medios votó a Filmus, otros no votaron y, entre aquellos que acompañaron a Mauri, no todos podrían caracterizarse como gorilas, el fenómeno que estás describiendo sólo repercutiría en una porción minoritaria de esa clase media.
Si es por especular (o hacer de Horangel), me inclino a pensar que la voluntad de ponerle límites al Gobierno nacional y, sobre todo, la expectativa de una gestión "eficiente" que limpie, barra, alumbre y tape baches son factores que explican mejor el voto de ayer.

Jorge Y. de la G. dijo...

Hal: no veo por qué uno debería ignorar lo que percibe, y tampoco dije que todo fuera percepción. No estamos hablando de astrología ni (contrario sensu) tampoco de un teorema matemático sino simplemente tratando de describir y entender ciertos comportamientos sociales. Que como ya dije en otro lado me resultan llamativos y chocantes porque muestran la persistencia de prejuicios de ya vieja data. Pero tampoco creo que sean atribuibles a la mayoría de los votantes del PRO ni mucho menos, aunque mediáticamente se hacen notar bastante.

No hace falta especular o hacer de Horangel, es seguro que los factores que vos decís tuvieron una fuerte incidencia en la votación de ayer. Habrá más reflexiones al respecto.

Otro abrazo.

manolo dijo...

Jorge
Hal quiere datos, comportamientos empíricamente demostrables.
En mi ultimo post están los datos de las elecciones presidenciales en la CABA, del 83 al 2003, comparandolo con el resultado de MM.
La única "anomalía", es la victoria de Bordon.
La reacción del progresismo y la izquierda civilizada, es viceral.
Te puede joder perder, pero son desmesuradas las calificaciones.
Parecen calcadas de "El 45" ante la victoria de Peron.
Son todos fascistas, descerebrados, oligarcas, mierdas.
Pero no toman en cuenta, que una parte muy importante de la gente que voto a Macri, antes voto por Alfonsin, Angeloz, Chacho, Bordon, Masachesi, De la Rua y Carrio.
No tomo en cuenta los que votaron al PJ, UCD o LP,
Un abrazo

HAL dijo...

No es así, manolo. Macri gana donde también ganaba Menem. Y es inexplicable su triunfo sin considerar que recibe votos de donde también los recibieron Luder, en el 83, o Duhalde, en el 99. Fijate la elección que hizo en el sur. Las encuestas de un año atrás muestran que Scioli hubiera obtenido un desempeño parecido.
Además, esa cosa de asumir que todo aquel que no vota al peronismo realmente existente es un fanático rayano en el racismo resulta equivalente a suponer que todo voto peronista es un voto irreflexivo.

Murdock dijo...

el kirchnerismo dejó en bolas a Ibarra en el momento de su destitución.
Y ahora, Filmus debería agradecer que estuvo en 2da vuelta gracias al aporte de Ibarra (15% de los votos).
El ex Jefe de Gobierno le puso la tapa al oficialismo.

Por otra parte, me causó gracia lo que puso Verbitsky en P/12 hace unos días de "Coalición Cívica Libertadora" y "Paleoizquierda".

Por último, le agradezco los elogios, más que molestia, me siento profundamente agradecido con que adhiera a mi joven blog a su sidebar. Gracias, en serio. Lo mismo haré con su blog.

Hard Core dijo...

Como venimos generando pensamientos, yo estoy tratando de meditar los acontecimientos. Me pregunto si ciertos resultados responden a fenomenos endogenos o exhogenos. Por ahora voy por un mix. Lo que si estoy seguro que esto no es un acierto de la oposicion, ni un desacierto del oficialismo. Hay un discurso exhogeno extra politico que haria fracasar cualquier poryecto nac and pop por definicion. Agravado por el contexto de lo endogeno que son algunas exacerbaciones del discuros y la impronta de ira que tiene la sociedad en la actualidad. Entre los fenomenos endogenos mas previsibles esta en provocar el deterioro de la imagen K, creo que K ayuda como loco. Y ante la imposibilidad de conformar un frente opositor a octubre jugar a en no recambio de criss, y a que en primera vuelta no gana. Escenario en el que se montaria un paisaje en el que K no piensa y que la oposicion maduraria (supuestamente) en un rapido alineamiento. Porque es cierto, No hay oposicion visible, pero el recambio del kichnerismo por algo nac and pop superador con K en el medio es tecnicamente inviable, salvo cristina que da a sospechar que es mas de lo mismo. Por lo tanto estamos ancar por ahora. Sigue el juego. Aun con K arriba. Falta. vamos viendo.

Jorge Y. de la G. dijo...

Manolo: para el Negro Dolina, seguro que Hal sería uno de los Refutadores de Leyendas, en cambio nosotros seríamos Hombres Sensibles :P (creo que ya lo dije otra vez, pero no importa). Esto lo puse en un comentario en tu blog pero va de nuevo: cuánto más fácil es agredir o desvalorizar al que votó distinto de lo que piensa uno, que hacer una autocrítica y tratar de aprender de los errores cometidos.

(Perdón, ¿qué es LP?, esa no la cazo.)

Hal: no veo contradicción entre lo que dice Manolo y lo que decís vos. Es evidente que Macri captó votos antiperonistas, peronistas y otros que no son lo uno ni lo otro. Además de que el peronismo siempre fue minoritario en Capital, hay un sector no desdeñable que no simpatiza con K, y hasta debe haber bastantes muchachos que a MM lo consideran un compañero más.

No sé por qué decís lo de "esa cosa de asumir al que no vota al peronismo realmente existente...", etc., etc. Me parece que estás viendo maniqueísmo o reduccionismo donde no lo hay.

Gracias y abrazos a ambos.

Jorge Y. de la G. dijo...

Ah, por las dudas y conociéndolo a Manolo, la frase "Son todos fascistas, descerebrados, oligarcas, mierdas" tenía que ir entre comillas, puesta en boca de los representantes del "progresismo y la izquierda civilizada".

Una cosa más Hal: esos calificativos se pueden escuchar o leer hoy día vertidos por Aliverti, JP Feinmann, Sandra Russo o gente que opina como ellos, pero no por la cofradía bloguera que suele darse una vuelta por acá.

Otro abrazo.

Jorge Y. de la G. dijo...

Murdock: es verdad lo que decís sobre la destitución de Ibarra, creo recordar que K le otorgó a su bloque "libertad de acción". También es cierto que Filmus llegó a la 2da. vuelta gracias a AI.

Igual, para mí el fondo de la cuestión es que en la Capital la construcción política del progresismo, sea K o no K, es totalmente endeble o inexistente, y en eso concuerdo con HV. Y más allá de los manejos turbios entre bambalinas para destituir a Ibarra (notable cómo el PRO armó el asunto sin ensuciarse), creo que AI ya no tiene futuro político. Recomiendo leer esta entrada de Artemio sobre él.

No tiene nada que agradecer mi amigo, su blog es "un joven que promete" y mucho, jaja! Gracias a Ud. por la reciprocidad.

Hard: creo que mi pensamiento va por algunos carriles similares a los tuyos. Concuerdo en que tal como están planteadas las cosas las posibilidades de que surja una alternativa Nac&Pop superadora son casi nulas. Un problema serio que veo es que un deterioro mayor de K puede llevar a que vuelva a imponerse el discurso neoliberal, esta vez aggiornado, y que el desprestigio del Gobierno termine arrastrando a todos los que están (estamos) por la justicia social, la mejor distribución del ingreso, la reconstrucción del Estado, etc. En cuyo caso de esto no salimos para adelante, sino para atrás. Por supuesto que en esto tienen mucho que ver las falencias endógenas que vos decís.

En fin, seguiremos reflexionando. Murdock y Hard, un abrazo.

Murdock dijo...

Yo creo que lo de progresismo es un chantaje: hasta hace, digamos, 4, 5, 6 años la palabra progresismo no existía en la discusión política porteña y argentina.

Recuerdo una entrevista de Morales Solá a Telerman pre-elecciones, en la que el actual Jefe de Gobierno no supo explicar que es ser progresista...

Ibarra, Filmus, Heller, el mismo Kirchner, tomaron el progresismo como caballito de batalla para separarse de Macri y demonizarlo. Son momentos.

Diganme ingenuo, pero quedo sorprendido al ver a K criticando el neoliberalismo, lo juro, lo digo en serio. Al neoliberalismo lo critican gente como Chomsky, pero ver decir a Kirchner que "Mauricio, es Macri" y en los titulares de los canales de TV ver que dice "Kirchner pide detener el avance del neoliberalismo" me produce una mezcla de sensaciones.

HAL dijo...

Jorge: me parece que es hora de registrar que si peronistas y antiperonistas votan lo mismo es, justamente, porque esas categorías ya no son útiles para definir a los grupos sociales que se pretenden englobar. Ese era el centro de mi planteo; de esta elección no pueden extraerse conclusiones que nos lleven a equiparar linealmente sus resultados con los de otros tiempos.
Había leído mal el comentario de Manolo en lo referente a las reacciones viscerales, es cierto. Vayan las disculpas del caso.

PD: Dolina es el de Radio 10? :P

Jorge Y. de la G. dijo...

Murdock: así es, progresismo es una palabra que a mí no me gusta, se le dan tantos usos distintos que al final termina no significando casi nada. A mí me sugiere la idea de una izquierda light, moderna (o posmoderna), que querría transformar algunas cosas si pudiera o si la dejaran. Pero que mientras tanto está ahí, ocupando (o tratando de ocupar) cargos y dedicándose a los lindos discursos. Pero si el discurso no va unido a los hechos, quizás dentro de un tiempo decirle a alguien "progresista" suene como una cargada o un insulto (ya tenemos el "ladriprogresismo", palabra inventada por Artemio).

Y con las críticas al neoliberalismo también hay que evaluar la distancia que va del discurso a los hechos. Yo veo como algo positivo de esta etapa el retroceso del discurso neoliberal, aunque temo que ya esté preparando su regreso. Porque por más que se critique al neoliberalismo, si los pilares de ese modelo se mantienen intactos (desigualdad social, distribución injusta de la riqueza, ausencia del Estado en las áreas en que tiene obligación de intervenir, etc., etc.), tarde o temprano puede sobrevenir un retroceso.

Hal: puedo concordar perfectamente con vos en que el eje peronismo-antiperonismo no sirve para explicar el resultado de estas elecciones. Pero insisto en que determinados grupos sociales, que se hacen notar bastante, conservan el viejo prejuicio antiperonista que cada tanto les sale a flor de piel. No me parece una cuestión menor, porque sino no se explicaría que tipos como Aguinis, Sebreli o el impresentable A. PROzitchner vuelvan a reflotar tópicos condenatorios que tienen 50 ó 60 años de antigüedad. Y eso demuestra que aunque a nosotros nos huela a naftalina, el antiperonismo (por supuesto que focalizado en ciertos aspectos del peronismo, los que más les pueden chocar a las clases medias urbanas) sigue siendo un instrumento de colonización cultural, y de dominación política.

Ah sí, qué pena Dolina, un Nac&Pop de lujo que perdió el rumbo. Prefiero recordarlo en épocas más felices.

Gracias de nuevo a los dos. Un abrazo.

HAL dijo...

Según lo veo, la crítica al peronismo que realiza cierta derecha es parte de un relato más general en el que se estigmatiza todo aquello que destile igualitarismo. Lejos de participar en una destemplada cruzada antiperonista, lo suyo es, según el caso, una tarea doctrinaria o una labor propagandística donde el enemigo ya no es el peronismo sino cualquier forma de cuestionamiento a las jerarquías derivadas del orden social vigente. Después están las miradas más ramplonas, el racismo, los prejuicios de clase, etc. Pero esos son fenómenos que exceden largamente al viejo gorilismo.
Claro, también existen las patrullas perdidas.

Jorge Y. de la G. dijo...

Hal, ahí nos estamos poniendo de acuerdo. Se remarcan o se exageran los aspectos del peronismo que más pueden molestar a la sensibilidad de los sectores medios, pero en realidad se está transmitiendo miedo, odio o desprecio a todo lo que huela a transformación social. Lo cual no quita que a la hora de los bifes, la derecha política y económica transe con los sectores peronistas que le son afines, sin hacerse ningún problema.

Un abrazo.