miércoles, marzo 18, 2009

Hello Abe

Allá por los '60, el "Barba" Manuel J. Castilla y Gustavo "Cuchi" Leguizamón escribieron esta maravilla, cuya letra se refiere a la leyenda salteña del Duende, un ser mítico con la característica de tener una mano de hierro y la otra de lana.

Dejando volar la imaginación, uno podría asimilar dicho duende con la política imperial de los Estados Unidos. En lo ideológico, la "mano de hierro" estaría representada por el difunto Samuel P. Huntington o por Robert Kagan, y la "mano de lana" por alguien como Abraham F. "Abe" Lowenthal, un experto en América Latina y el Caribe.

Esta nota que le dedicó a "Abe" Santiago O'Donnell, de tono casi afectuoso, me recordó algo que había leído sobre este personaje en el libro de Gustavo Cangiano "El pensamiento vivo de Jauretche", un valioso aporte para leer a Don Arturo en el siglo XXI (se puede descargar de acá). Su capítulo 7, "Los caminantes de la colonización pedagógica", se inicia así:

"La transformación de los intelectuales contestatarios de los sesenta en apologistas profesionales de la sociedad capitalista es un fenómeno que ya había sido previsto por los expertos norteamericanos ligados al Partido Demócrata. Tras festejar "el fracaso de las experiencias socialistas o casi socialistas y de los regímenes militares populistas", el politólogo Abraham Lowenthal sostenía hace una década que "las oportunidades de América latina de encarar con éxito su agenda social pueden depender mucho de la izquierda; existe un espacio político en muchos países de América latina para un movimiento social democrático que acepte las reglas democráticas y los principales principios de una doctrina económica moderna, pero que plantee los temas de igualdad que han sido muy descuidados hasta ahora" (1).

Esta inesperada confianza del establishment norteamericano en la izquierda latinoamericana abrió a los ex jóvenes radicalizados las posibilidades de realización personal y ascenso social que le estaban vedadas a las mayorías populares. Al tiempo que llovían becas, cátedras, asesorías, promoción publicitaria y otras canonjías, los intelectuales izquierdistas aprendieron buenos modales. Comiendo de la mesa abundantemente servida de quien hasta ayer era el "enemigo burgués", descubrieron el "valor universal de la democracia", abjuraron de los métodos violentos de lucha política, desconfiaron de la capacidad revolucionaria de la clase obrera y acallaron las "profecías milenaristas" de Carlos Marx con la dulce melodía de lord Keynes. Llamaron a su apostasía aggiornamiento y se declararon a salvo de todas las utopías. Beatriz Sarlo calificó de "psicótico" a su maoísmo juvenil, mientras que el profesor Atilio Borón intentó renovar el socialismo sintetizando las abstrusas teorías de Harvard con las reivindicaciones de los homosexuales. La reconversión de la intelectualidad izquierdista latinoamericana es a la de los países metropolitanos lo que las novelas de Isabel Allende son a las de Gabriel García Márquez: un remedo burdo, una versión degradada y de segunda mano."

Tras referirse al "nuevo credo" de intelectuales como Ludolfo Paramio (nombrado Ludovico, supongo que por error) y Jorge Castañeda, el autor remata:

"(...) El círculo se cerraba: Lowenthal convocaba a la izquierda y la izquierda aceptaba la convocatoria.

¿Habría que sorprenderse de este enternecedor idilio entre los aggiornados intelectuales de izquierda latinoamericanos y las clases dominantes? En una sociedad que diferencia claramente a los privilegiados del pobrerío, no resulta difícil saber de qué lado se sitúan los profesores de filosofía, los críticos literarios o los científicos sociales. Arturo Jauretche se extendió ampliamente sobre esta convergencia entre la derecha y la izquierda. Esta última −decía− "es el ala izquierda de la oligarquía. Ella tiene por misión distraer la opinión del pueblo, sacarlo de sus verdaderos objetivos (...). Por eso el imperialismo y la oligarquía les da prensa, cine, radio, televisión, cartelera, cartel. Su función es taponar las vías del pueblo para que no aparezcan verdaderos caudillos y conductores. Su función es hacer méritos, que el aparato de la publicidad realza para que se prestigien en las masas. Son la argolla en la nariz del toro" (2).

No se equivoca Lowenthal. Curada del sarampión juvenil contraído en los tiempos del Mayo Francés, la izquierda aggiornada está en condiciones de administrar el estado. Al acatar las "reglas democráticas" y la "doctrina económica moderna" está aceptando, en definitiva, el capitalismo en su conjunto y cumpliendo con la tarea que Jauretche denunció. Sobre esta base, cualquier recambio gubernamental en los países latinoamericanos significará, si es que no irrumpe en la escena política el pobrerío, el triunfo de esta izquierda: los "Lowenthal boys", que son los herederos desdentados de la nueva izquierda carnívora de los sesenta."

(1) Página/12, 7/2/93.
(2) Arturo Jauretche, Prosa de hacha y tiza, Ed. Coyoacán, Buenos Aires, 1961, p. 50.


No es un texto escrito para ganar amigos, evidentemente. Pero sirve para identificar a "Abe" como un "mecenas del progresismo blanco", o algo por el estilo.

Y además, conviene no olvidar la leyenda del Duende:


"(...) Tiene una mano de hierro y otra de lana, cuando se acerca a alguien le pregunta si con cuál mano desea ser golpeado. Algunos dicen que, sin importar la elección, el duende golpeará siempre con la de hierro. Otros, en cambio, aseguran que los desprevenidos eligen la de lana y que es ésta la que en realidad más duele."

32 comentarios:

emilio dijo...

Rafa, veo que usted continúa su involución política. A propósito, ya le respondí sobre la negación de los crímenes de Perón en el otro tema. Dejemos eso de lado, usted ya hizo su descargo. Sin embargo, en cierta forma esa cuestión se filtra aquí, en el chorreante nacional-peronismo cerril de su discurso.

Usted se basa en la autoridad de Gustavo Cangiano, creo que conviene presentar a este señor al público: se trata de un representante de la Izquierda Nacional (Ramos), la misma que esperaba que miró con simpatía a Onganía ya que entreveía en el general un curso al nasserismo, mientras la "morsa" apaleaba a docentes y estudiantes en la Noche de los Bastones Largos. La misma izquierda que fue a hacerle la Plaza de la vergüenza patriotera fascistoide a Galtieri detrás de una patética y criminal (por mata jóvenes conscriptos) "causa nacional".

Palabras de Cangiano: "Le diré respecto de Rico y Seineldín que, en su momento, emergieron como voceros de una corriente militar enfrentada a EU y al modelo de "democracia más mercado" elaborado por los estrategas imperialistas para nuestro país (y para otros países). Este sólo hecho les confería un carácter positivo a sus figuras".
(...)
Un Frente Nacional se nutre de sectores, corrientes, individuos que arrastran una enorme variedad de cosmovisiones.(...)Ese es para nosotros el sentido de la consigna que encabeza esta página: "unir nacionalismo y socialismo para hacer invencible la Revolución Nacional".

http://www.geocities.com/izquierda_nacional/entrevistas001.html

Rafa, Cangiano quiere hacer el socialismo con Rico y Seineldín. Esto no es un descalificación ad hominen, se trata de ubicar en coordenadas ideológicas a su autoridad.

Lamentablemente, pese a sus buenas intenciones, Usted nuevamente se pone en la vereda de enfrente, con ese nivel de agresividad peronista antiintelectual, tradición heredada de Ortiz Pereyra y FORJA.

A Jauretche no hay que tomarlo como la Biblia, hay que reerlo (quienes lo valoramos) desde la crítica, y una vez filtrado su odio producto de la época podremos extraer algunos conceptos que mantienen actualidad. Usted se prestó para transmitir un ataque del amigo de fascistas. Eso invalida al resto del texto. Es una pena, y a su edad está visto que usted es como es, por eso elige a ciertos autores...

emilio dijo...

Nota:

Con "amigo de fascistas" no me refería a Jauretche, aaunque por cierto también lo fue.

Anónimo dijo...

El tio que citas se llama Ludolfo PARAMIO...es un jorobadito(no es chiste)A quien el PSOE tiene a sueldo hace alos encadenado a una mesa escribiendo y escribiendo...seria un buen ejemplo de los pesnadores y guias de la humanidad:un jorobadito(sin ofender)atado a una mesa pariendo soflamas....

Rafa dijo...

Emilio:
Evidentemente lo voy a tener a Ud. de abonado por mucho tiempo porque tenemos concepciones absolutamente distintas. Si traje esto es por la validez del texto en sí y no porque idolatre a Cangiano o a cualquier otro miembro de esa "izquierda nacional" que a Ud. lo pone tan nervioso. Seguramente tengo más diferencias que afinidades con el pensamiento de Cangiano, pero no me pongo a revisar su currículum a ver qué perlas negras le encuentro.

Ya que lo nombra al Colorado, así como repudio sus volteretas que lo llevaron de Onganía a Galtieri y finalmente al de Anillaco, no dejo de admirar un libro como Revolución y Contrarrevolución en la Argentina. También admiro el Facundo, pero seguramente si yo citara a Sarmiento Ud. no vendría a refregarme sus frases aberrantes contra los gauchos o los judíos.

La "agresividad peronista antiintelectual" la verá Ud., no yo. Por suerte no todos los intelectuales son como Beatriz Sarlo o Jorge Castañeda.

No se trata de tomar a Jauretche como la Biblia, sino de aprovechar su (quizás) mayor aporte, su "método" para pensar y analizar los problemas nacionales. Que casi nadie aplica hoy día, aunque a él se lo cite cada dos por tres. Y me va a disculpar, jamás encontré una pizca de "odio" en Jauretche. Si quiere encontrar odio en serio, léase los foros de Crítica, Perfil o del diario de Bartolo.

Saludos.

PD: si le interesa (o si quiere masoquearse un poco), aquí tiene una carta que Cangiano le envió al Colorado a inicios del m*n*mismo.

Rafa dijo...

Anónimo (1:19 AM):
Creo que tiene razón, el autor debe referirse a Ludolfo Paramio.

Gracias y saludos.

Anónimo dijo...

Estimado Rafa:

Esta bien el enfoque pero me parece muy limitado.

Poner nuestros largos y repetidos fracasos como sociedad,que con cada decada se hace mas profunda en una suerte de conspiracion del imperio americano ya se ha vuelto viejo y en realidad cansa.

Y que la oligarquia, que la derecha,que la izquierda,que los militares,que los montos...creo que en el fondo no explica nada.

A quien vamos a culpar por el fantastico fracaso de los K?
Al FMI?

Al cro. Emilio le digo a Galtieri fueron a vivarlo todos - sobre todo los peronistas - ;yo no ( y casi pierdo un trabajo,por decir que los ingleses iban a desembarcar en San Carlos).

Cordiales Saludos
Anonimo Bostero

PS: el amigo anonimo me parece que es un gaita, habria que sacarle el jugo!

emilio dijo...

AB:

Yo no fui a vivar a Galtieri, de hecho alentaba a un par de primos en reserva a que tengan preparada la salida del país en caso de recibir la citación. También alentaba a un amigo que estaba en la colimba a tomar en serio la alternativa planteada por la familia, ellos ya tenían previsto adonde enviarlo, pues con la dictadura de 1976 tuvieron que emigrar forzosamente por un tiempo para salvar la vida del hijo mayor. Así que, no le iban a entregar la vida del hijo menor a la "causa nacional".

en parte usted tiene razón, no obstante, los nacionalistas fueron los que más se engancharon en la pavada galtierista. Esos son los que más citan a Jauretche, ¿algo dice de ese autor, no?.

Rafa dijo...

Don AB:
No sé si leyó bien el post. No me puse a hablar de nuestros fracasos como sociedad ni de echarle culpas al imperio americano. A lo que voy es a la lamentable trayectoria de cierta izquierda, que abandonó sus sueños de una revolución proletaria violenta para terminar en un "progresismo light" bendecido por Washington y el establishment. Lo que nunca hicieron, ni antes ni ahora, es pensar soluciones para los problemas reales de nuestros países y sus pueblos, en especial de los más humildes a los que decían defender.

Yo tampoco fui a vivar a Galtieri, y recuerdo esa época como una de las más tristes del país.


Emilio:
Lo que faltaba, ahora resulta que Don Arturo tuvo la culpa del delirio de Malvinas. Veo que Ud. vivió esa época así que recordará el patrioterismo berreta y perverso que promovía el Proceso, desde el Mundial a la campaña "los argentinos somos derechos y humanos". Jauretche no tenía nada que ver con eso (además que su obra estaba totalmente silenciada), y no creo que a nadie se le haya ocurrido citarlo en ese momento.

Saludos cordiales.

emilio dijo...

Rafa, evidentemente no tiene sentido responsabilizar (directamente) a Jauretche con la fantochada de Galtieri. Sin embargo, es un hecho indisputable que fue un ideólogo de los nacionalistas que años más tarde fueron detrás de la "causa nacional", en especial de sus citados monigotes de la "izquierda" nacional.

Ya lo discutimos, Usted niega el odio chorreante de Jauretche. A veces creo que se debe a la visión romántica que cultiva del nacionalista, en otras ocasiones sospecho que Usted, en realidad, no lo leyó.

Rafa dijo...

Emilio:
Tengo que reconocerlo: me descubrió. En el post de Artepolítica sobre la muerte de Peña Lillo veo que Ud. se refiere a Los profetas del odio. Tiene razón, justamente a ese libro no lo leí.

Habría que ver cómo hubiera reaccionado uno ante el Borges que dijo "Se hizo lo que debía hacerse" tras los fusilamientos de junio del '56, al Américo Ghioldi de "Se acabó la leche de la clemencia" o al Martínez Estrada de "Qué es esto". Difícil que hubiera escrito algo con intención didáctica, como la que veo en los párrafos que conozco de ese libro.

A lo mejor Ud. tiene razón y Jauretche "chorrea odio" en "Los profetas...". O a lo mejor Ud. está tan habituado a la "corrección política" que cualquiera que hable sin pelos en la lengua (y no piense como Ud.) le parece que "chorrea odio". No se preocupe, pronto lo voy a averiguar.

Saludos.

emilio dijo...

Rafa,

No lo tengo a mano, pero recuerdo muy bien que Jauretche entre otros conceptos, en Los profetas, les dice semihumanos a los intelectuales (figuras simiescas), y afirma que menos mal que gobernaba un milico (por Aramburu) en vez de un intelectual. Pocas veces la literatura de AJ alcanzó niveles tan altos de descalificación.

Yo no niego que tuviera motivos para el odio y el resentimiento, estaba exiliado en Montevideo y la "libertadora" le había confiscado sus bienes. Sostengo que a sus escritos hay que pasarlos por el tamiz.

Por otra parte, a AJ le reconozco que dejó circunstacialmente el odio y el rencor de lado cuando se sumó al frente que impulsaba a Frondizi. Luego el gobierno lo decepcionó (Frondizi quería desarrollar al país entregando), así en los años sesenta, sin un rumbo claro (en correspondencia con el zigzagueo de Perón), retomó la línea de la descalificación, aunque más moderado.

Insisto, un juicio sobre AJ (o el que sea), debemos formularlo desde la crítica. Sólo así podremos valorar su aporte, descartando los mitos y los excesos. Por ejemplo, el mito de que el aparato ideológico en las universidades y en las instituciones culturales está invariablemente en función del cipayismo es demodé (basta ver el neoperonismo reinante en la Biblioteca Nacional). Asimismo, desde el regreso de la democracia los cipayos más grandes salieron del campo nacional, son lectores de don Arturo: Menem, sindicalistas como Pedraza, etc.

Usted, en su obstinación, se hizo eco de un ataque a Atilio Borón. No me despierta mayor simpatía A.B., pero las palabras del amigo de fascistas Gustavo Cangiano son una soberana tontería. Los popes de la "izquierda" nacional viven denostando a los intelectuales, a los universitarios. Como si ellos fueran obreros y como si no reclutaran en las universidades a sus muy escasos seguidores. Que caraduras.

Rafa dijo...

Emilio:
De acuerdo, creo que tengo que darle la razón con "Los profetas...", aunque sin duda hay que ubicarlo en un momento y una circunstancia muy particular.

No tengo nada que objetar a que haya que juzgar a AJ o a cualquier otro desde la crítica. Ahora, lo del "mito" que Ud. menciona puede aplicarse (en mayor o menor medida) a cualquier época de nuestra historia hasta el '73, o sea hasta casi el final de la vida de Don Arturo. Y que los mayores cipayos de las últimas décadas salieron del "campo nacional" es totalmente cierto, es algo que tarde o temprano habrá que debatir. Pero si alguno leyó a Jauretche, se lo borró totalmente. Acuérdese del de Anillaco burlándose de "los que se quedaron en el '45".

Creo que a Borón se lo puede criticar igual que a cualquiera, yo no creo que esa mención sea un "ataque" sino una crítica a una posición que él tomó en un momento dado. A mí no me agradan los argumentos "ad hominem", pero inevitablemente las ideas son expresadas por personas, y criticarlas a éstas por sus posturas ideológicas (sin caer en agravios) me parece perfectamente válido.

Saludos.

LUCIANO dijo...

Rafa: El derrotero del intelectual de izquierda setentista hacia las tranquilas y cómodas aguas del socialdemocratismo a partir de los ochenta es un tema poco tocado, y más aun poco cuestionado.
La lectura del post me hizo acordar al Club de Cultura Socialista, que bajo el halo alfonsinista de la "línea" de Parque Norte, hizo una denegación histórica de TODA la experiencia política de los ´60 y ´70, a la que redujo a la imprecisión "horror y muerte" que poco aporta tanto a una verdadera autocritica, como a los imprescindibles rescates que había que hacer de un clima epocal.
En esa denegación, estos intelectuales hicieron un borramiento histórico que permitió la inauguración de un discurso que postuló a la democracia moderna a la europea como el nuevo paradigma a adoptar, desconociendo diferencias historico-políticas notables entre Argentina y Escandinavia.
Además de Sarlo y Borón, podemos citar a Portantiero, Altamirano, De Ipola y lo más granado de la izquierda cultural: en todos ellos, aunque con matices, está presente la impugnación o el "equivoco" para calificar las discursividades y acciones que atravesaron la experiencia peronista (en todas sus variantes) durante cincuenta años.
Y en este aspecto, aun con imperfecciones y desmesuras, el texto de AJ sigue vigente a la hora de formular el cuestionamiento que la izquierda cultural más teme, y menos acepta.

Un Abrazo, Rafa.

emilio dijo...

No estaba tan equivocada la posición que adoptaron los intelectuales en torno del Club de Cultura Socialista. Al respecto, los nacionalistas como Rafa y Luciano que anotan a Borón en esa corriente están meando fuera del tarro.

No es tan mala, decía, porque partía de una autocrítica. En todo caso, deberíamos revisar de ellos como se encadilaron con la naciente democracia y el alfonsinismo.

Lo que es malo, y a esta altura patético, es la exaltación que hacen algunos jóvenes kirchneristas sobre los sesenta y los setenta, al punto de endiosar a figuras que obnubiladas en su momento en el nacional populismo como camino al socialismo no vieron venírsele encima a la AAA de Perón: Walsh, y el reaccionario Hernández Arregui (Cooke se murió a tiempo).

Por otra parte, con esta crítica del blog a la corriente socialdemócrata y más concretamente a la democracia, crítica muy propia del nacional populismo pasado de moda (ni los K se creen ese verso), ¿qué proponen Rafa y Luciano?, ¿el camino de las armas o un viejo caudillo populista (cercano al fascismo) que lidere la vía al socialismo?.

Por favor señores, planteos del año 2009. Me parece bien revisar los errores del Club de Cultura Socialista, también veamos que sandeces se repiten hoy en día fingiendo ser Bombita Rodríguez.

emilio dijo...

Rafa, cuando digo que a los escritos de Jauretche hay que pasarlos por el tamiz, por si no se dio cuenta, estoy proponiendo un tratamiento distinto del que hace usted, que los repite de manera acrítica.

Saludos.

emilio dijo...

Por último, cuando Jaurteche escribía esas diatribas antiintelectualistas también le hacía guiños a los militares. Fue otro que depositó sus esperanzas en el golpe de 1966. Prefería a las botas "nacionales", aunque su plan incluyre destruir a la Universidad.

Por otra parte, hoy quienes tienen más espacio en las universidades, los medios oficiales y en todo el aparato cultural del Estado son los nacional populistas como Rafa y Luciano. No sé de qué se quejan.

Anónimo dijo...

Estimado Rafa:

Dice Emilio:

Por otra parte, hoy quienes tienen más espacio en las universidades, los medios oficiales y en todo el aparato cultural del Estado son los nacional populistas como Rafa y Luciano. No sé de qué se quejan.

Ud "tiene" espacio en los medios,o
Emilio lo pone como ejemplo de nacional populista?
Y Luciano, de que juega?

Para saber nomas.

Cordiales Saludos
Anonimo Bostero

emilio dijo...

Le aclaro yo, AB.

Desconozco cuan amplio es el espacio de Rafa en los medios del Estado y en general en ese aparato cultural. Si todavía no consiguió un buen espacio es esta época de nacional-populismo chorreante*, quizás haya que buscar la razones en la poca capacidad de la persona en cuestión.

* Supongo que preguntará si chorreante es una ilustración o si me refiero a los chorros del actual gobierno nacional-populista: las dos cosas, don AB.

emilio dijo...

Sobre Luciano, le amplío don AB. Después de leer las notas de Luciano en AP y aquí su descripción de la adhesión a la socialdemocracia de algunos intelectuales que volvían del exilio, espero, por el bien de la Argentina, que el joven tenga un espacio lo más chico posible, mejor si es nulo.

Anónimo dijo...

Estimado Rafa:

Respuesta a Emilio:

Bueno, descubriste la polvora:los peronistas chorros!!!!

Al igual que Asis, creo que la gran mayoria de los funcionarios de este gobierno no roban.No quiere decir que sean honestos,desde luego.

Quiere decir que aca el unico que roba es el tuerto y un pequeno grupo de secuaces( a quienes controla muy bien).El resto migajas.
Menem era mas "liberal" en ese sentido,dejaba hacer.

Probablemente la mayoria de los funcionarios K sean mas ideologicos que "comerciantes".

Me quedo con la segunda opcion ya que es menos danina.

Cordiales Saludos
Anonimo Bostero

emilio dijo...

Dije esto: "No estaba tan equivocada la posición que adoptaron los intelectuales en torno del Club de Cultura Socialista."

Amplío, para entender el contexto conviene recordar que Lúder impulsaba la impunidad de los genocidas. A ese candidato y a esas ideas llevaba el nacional-populismo que hoy defiende Luciano. Mal hacemos al analizar sin contexto la posición del CdCS, con más razón si nos basamos en que escribió el miliquero y amigo de fascistas Arturo Jauretche.

Rafa dijo...

Luciano:
Totalmente de acuerdo con vos, y sobre el CCS te paso este post mío, en el que me referí justamente a lo que vos mencionás.

Gracias por tu comentario. Un abrazo.

emilio dijo...

AB, los de chorros era un chiste. Además, es demasiado simplón suponer que el problema argentino reside en que los peronistas (y/o los radicales, los liberales, "los" en general) son chorros.

La cuestión es la involución de Rafa, está impregnando al blog de nacional-populismo con olor a cadaver, agravado por el tufo a adorador de milicos fachos, a causa "malvinera"...

emilio dijo...

"Totalmente de acuerdo con vos, y sobre el CCS te paso este post mío, en el que me referí justamente a lo que vos mencionás."

RTA: usted parece ignorar (¿una característica del nacionalismo?) que abundan en el mundo conversiones de gente de izquierda al liberalismo político (y hasta económico en algunos casos) ya antes de la caída del bloque soviético. No es una particularidad argentina, advertida solamente por los admiradores de Jauretche. Además, conversiones al liberalismo político y a las formalidades republicanas las encontrará en el campo nacional-populista, por ejemplo en el kirchnerista Feinmann y en Argumedo.

Rafa dijo...

Emilio:
Ante su diarrea de comentarios le voy a aclarar algunas cositas:
- Jamás incluí a Borón en la corriente nucleada en el CCS, y supongo que Luciano tampoco lo hizo.
- Si Ud. me identifica como "joven kirchnerista" está errando por partida doble ya que no soy ni lo uno ni lo otro, más allá de mi acompañamiento crítico o acuerdo con algunas políticas o medidas puntuales tomadas por los gobiernos de Néstor y Cristina.
- Si Ud. vio alguna "crítica a la democracia" en este blog, le sugiero que se cambie los anteojos.
- Acá no propongo ningún camino, ni el de las armas, ni de ningún "caudillo populista cercano al fascismo" ni nada que a Ud. se le pueda ocurrir. Este blog es ante todo un espacio de reflexión desde una perspectiva nacional y popular absolutamente democrática. Alguna vez me gustaría saber qué corno es lo que propone usted.
- Ud. me atribuye una mirada acrítica sobre Jauretche y en eso también la pifia. Jamás se me ocurriría defender sus "ilusiones" con los golpistas del '66. Ahí Don Arturo se equivocó, como se equivocaron tantos en ésa y otras circunstancias.
- La verdad, ya estoy un poco harto de sus calificativos, normalmente "peronista" y ahora "nacionalista" o "nacional-populista". Simplemente no le voy a responder porque me parece totalmente al cuete.
- Una vez me citaron en Página 12, también me citó Mario Wainfeld en Radio Ciudad (pre-Maurizio) y otra vez me mandaron un saludo por Radio Nacional. Ahí tiene mi presencia abrumadora en los medios oficiales. Se adelanta Ud. a juzgar mi falta de capacidad, ya que primero debería tener interés en ampliar mi espacio, y ése no es el caso.

Sus problemas con Luciano arréglelos con él. Y si está tan obsesionado con Jauretche, hay un montón de blogs donde a AJ lo tratan de "resentido", "fracasado", "prehistórico" y un montón de cosas más. Seguro que ahi se va a sentir más cómodo.

Por mi parte, este intercambio en particular está terminado. Saludos.

PD: ah, sobre lo último: sé perfectamente que esa conversión se dio en muchísimos países. En el post se cita a Paramio y Castañeda que no son argentinos, ya que estamos. La crítica (de mi parte, por lo menos) no va dirigida al liberalismo político ni a las formalidades republicanas sino a la falta de contenido social y la negación de la necesidad de transformaciones en democracia. A lo mejor esto que una vez traje de Guillermo O'Donnell le sirve para entender algo.

Rafa dijo...

Don AB:
Ya le aclaré a Emilio lo de mi "espacio en los medios". Y Luciano tiene su propio blog, no creo que tenga ningún problema en aclararle sus dudas sobre él.

Ud. leyó la palabra "chorros" (acompañada de "peronistas") y se dijo "a mi juego me llamaron", jaja!! La verdad, hoy día para mi gusto hay demasiada cháchara sobre "ladrones de gallinas" y muy poca sobre ladrones de países. Igual, a mí que me revisen.

Un saludo cordial.

emilio dijo...

Rafa:

Frente a su verborrea con tufillo "malvinero" respondo.

1) No fue claro sobre Borón. Al respecto, él sigue siendo marxista, mientras usted es antiizquierdista y antimarxista. No sé con que autoridad le señala supuestas claudicaciones (además totalmente falso), cuando ustedes los nacional-populistas han apoyado a López Rega, Menem, etc.
2) Joven kirchnerista no va para usted, no sea zonzo.
3) Dejando de lado a Borón, usted se despacha al bulto contra ex-intelectuales de izquierda que cambiaron de idea, que hoy valoran a la democracia liberal. A propósito, ponga a José Nun y a J.P.Feinmann en la lista.
4) No les tolera que ellos valoren la democracia liberal. Su discurso es tan antidemocrático como el que promovía el amigo de fascistas Jauretche, que apenas veladamente justificaba las torturas y crímenes de Perón.
5) Que ciertos ex-intelectuales de izquierda hayan cambiado de idea (mucha gente lo hizo en el mundo) no los convierte necesariamente en voceros del gran capital ni del imperialismo, para criticar en eso tiene un montón de compañeros peronistas.
6) En todo caso, apunte concretamente contra los que se pasaron al liberalismo económico. A lo mejor estamos de acuerdo.
7) Nunca dijo nada de las amistades de Jauretche, ni de las simpatías por las botas "nacionales". Sería bueno que abriera un post en vez de tanto endiosarlo. Si no quiere respuestas que le tiran abajo la imagen del amigo del mito escriba el anuncio correspondiente en la portada del blog, así nos enteramos.
8) Le digo peronista, nacionalista, populista, porque esas características lo representan muy bien. Usted desliza de manera imlícita que es marxista, que es socialista. Como buen peronista expresa la negación del marxismo y el socialismo, usted expresa lo opuesto, pero en nombre de Marx, vieja y gastada jugarreta.
9) Si no se acomodó en estos años, quizás es cierto mi chiste y usted es un troncazo. Ya deje de llorar.

Bye, lo dejo con Cangiano y galaSSo, así preparan el acto del 2 de abril, la fecha de la gesta nacional...

Anónimo dijo...

Estimado Lobo:

Yo no arme este candombe,mi amigo!

Y no trate de etiquetarme como solo preocupado en "chorros+peronistas". a lo cual Ud agrega la falsa diyuntiva "de gallinas" vs. "de paises":no veo la diferencia.Como dice su "amigo" Patti:".. un chorro es un chorro".Je.

El unico ladron de paises aun en actividad se llama Nestor C Khisner.El resto estan retirados o muertos.

Un cordial saludo
AB

LUCIANO dijo...

Rafa: Gracias por la recomendación del post sobre el CCS.

Emilio:A Borón lo mencioné como parte de este conglomerado intelectual cuya crítica más creativa del peronismo no supera la rusticidad bonapartista, y no como integrante del CCS.

Si se lee con atención lo que publiqué en AP y en mi blog, nunca se puede decir que soy un fan glorificador de la izquierda peronista, ni un reproductor de los lugares comunes del nacandpopismo más clásico, ni mucho menos.

Y evidentemente si el peronismo tuviera un conductor que se ajustara más a ciertos postulados, no haría a Kirchner las críticas que le hago, que son las mismas que le hace mucha militancia de base. Pero no voy a ir detrás de los leit-motiv del gorilaje para pegarle a este gobierno; para eso ya está la mayoría letrada que ocupa sus días mirando programa políticos en TV y considera que lo le pasa a ellos es lo que le pasa a todo el pueblo.

Un saludo afectuoso.

AB: No juego de nada, estoy en el margen. Pero si gustan de las etiquetas, podría decir que soy peronista, aunque lamento que esto no sea una definición en si misma.

Saludos

PD: Rafa, el "joven kirchnerista" debo ser yo: ya me calificaron de tantas cosas... y eso que no maté a nadie. Un Abrazo.

Anónimo dijo...

Estimado Rafa:

Le respondo a Luciano:

Mis disculpas pero no habia leido tu entrada:de ahi que no entendi de quien hablaba Emilio.
No intente ser ofensivo.

En cuanto a tu peronismo:el mismo es evidente.Si algo los distingue es su altisima dosis de comicidad:Hablas de "mucha militancia de base".
Realmente esta militancia "de base"es excelente.Si la hubieran tenido los terroristas ganaban la partida:ya que indudablemente nadie la vio nunca,donde paran?.Son invisibles.
Una maravilla, el poder de la imaginacion....

Suerte.

Gracias Rafa
Cordiales Saludos
AB

Rafa dijo...

Don AB:
No se preocupe, Ud. no tiene nada que ver con este entuerto. Lo que sí, en lo que se refiere a ladrones de países creo que Ud. es un poco ingenuo. Igualmente yo intento dedicarme a una temática política, si sus inquietudes van para el lado judicial y/o policial no creo que lo acompañe.

Luciano:
Gracias de nuevo a vos por tus visitas y comentarios.

Saludos cordiales.

emilio dijo...

Luciano, el problema es que ustedes desde el nacional-populismo-peronista ven gorilas en todos lados... menos en Scioli, Solá (cuando era gobernador ese agrogarca era de los buenos), !Barrionuevo!, y ahora vuelven a marchar de la mano con Rico.

Yo creo que la solución empieza por no repetir el "frente nacional" con los López Rega. Me parece inconducente atacar a intelectuales que en momentos de polarización de la sociedad se pararon en el lado correcto, por ejemplo Borón le daba mucho más leña al "campo" que al gobierno, mientras tu compañero Reutemann te garcaba. Saludos.


Rafa, espero que este sitio pronto figure en la blogosfera del Instituto Juan Manuel de Rosas, así se siente acompañado por sus colegas jauretcheanos.