jueves, abril 09, 2009

En peligro

Cosas como el reciente episodio de Susana Giménez y la pena de muerte o esta aberración, lo primero que me hacen sentir es vergüenza ajena. Pero pensándolo un poco, lo más apropiado es sentir vergüenza por la sociedad en que vivimos y por algunos de nuestros dirigentes, y en realidad por nosotros mismos.

Claro que eso es secundario frente a una sensación que a uno se le va haciendo cada vez más fuerte: estamos en peligro. De ese peligro habla la nota "El espectro de la dictadura" que publicó la socióloga Norma Giarracca en Página/12 en ocasión del último 24 de marzo. Tras referirse a las transformaciones de las últimas décadas en los ámbitos rurales y urbanos y sus consecuencias sociales y políticas, el artículo termina así:


"(...) Estamos entonces frente a poblaciones atravesadas por la cultura neoliberal y el discurso gubernamental antineoliberal no es creíble. El escepticismo prima en ellas y en los argentinos en general y lamentablemente a veces se transforma en cinismo. Y en épocas de crisis, escepticismo, miedo y cinismo social ligados a la defensa de intereses sectoriales pueden constituir la base de cierto “fascismo societal”. No se trata de responsabilizar a las poblaciones involucradas, como hacen algunos colegas, se trata de comprender cómo se llegó a esta situación, cuánta responsabilidad tuvieron todos los gobiernos desde 1983, la falta de análisis crítico de muchos intelectuales y científicos, el festival de “formadores de opinión” con el apoyo de Monsanto, Barrick Gold, los grandes bancos, por ejemplo, y se trata de pensar cómo se puede salir de esto.

No son las corporaciones sectoriales (las agrarias o las del entretenimiento televisivo) las que pueden otorgar luz para salir de esta encrucijada. Tampoco lo son los partidos políticos y sus competencias electorales, ya que todos forman parte del problema. Por supuesto, tampoco lo son los “intelectuales” desconectados de los avatares de los múltiples territorios, poblaciones y sus problemáticas. Por eso, en las cercanías de los 33 años del momento donde todo esto comenzó en sus raíces más profundas, vale la pena recordar que existen otras poblaciones que se reúnen en espacios públicos no estatales para generar un pensamiento sobre otra manera de producir, relacionarse con la tierra, el agua, los cerros; para diseñar formas de exigir mayor democracia (pues de esto se sale con más democracia); para dar a conocer los procesos devastadores de la expansión sojera y la minería en las provincias de “gobernadores empresarios”; poblaciones que registran y denuncian las ominosas y violentas intervenciones criminales en todos los espacios de la vida que tienen como víctimas niños, niñas adolescentes y jóvenes pobres.

La mejor estrategia para salir de la difícil encrucijada actual es un debate entre los núcleos más coherentes y progresistas dentro las instituciones democráticas (que los hay) y estas redes interpersonales e intersubjetivas de fuerte integración social que constituyen uno de los pocos espacios donde aún se mantienen y articulan sentimientos morales y fuertes convicciones que hacen a las relaciones básicas de respeto entre las personas. Tal vez desde la construcción de esos “nodos político sociales” se puedan reconstruir y generalizar valores básicos de solidaridad, darle credibilidad al Estado y salir de la amenaza de este “fascismo societal” que, como un espectro de aquello que nos sucedió hace 33 años, nos llena de espanto."


Creo interpretar que con "fascismo societal" Giarracca hace referencia a un fenómeno falto de connotaciones nacionalistas o imperiales, que se reduce básicamente a un "sáquenme de encima a estos negros" (por no decir lo de "hay que matarlos a todos"). Un fascismo berreta y de entrecasa, meramente egoísta e individualista. Por ahora carente de líderes, aunque ya se sabe que cada época y clima social termina generando su propio líder.

A propósito, don Posse, su bigotito no me cae para nada simpático.


(Foto sacada de acá)

10 comentarios:

Laura dijo...

Estimado Rafa;
entiendo que en ese "saquenme este negro de encima" se produce, a la vez, una identificacion con otros a los que los considera pares, diferenciandose justamente de esos "negros" en los que se depositan todas las culpas y horrores ( la delincuencia, la barbarie, la inmoralidad -como tener 7 hijos para cobrar una pension!-, la falta de higiene que trae enfermedades de pobres...) a este fascismo me parece importante agregar el desprecio por el conocimento, y la vulgarizacion del pensamiento, ya que cualquiera de estas "consignas de la gente como uno" no resiste ni una primera lectura.
Ahora, tambien me preocupa un poco el rol de los intelectuales, que intentando una mirada critica, utilizan categoras academicistas, reforzando la distancia (sin quererlo, seguramente) entre los intelectuales y el resto de los mortales. Es necesario poner "societal" en un articulo de divulgacion? tan distinto es este concepto de "social"? Son dudas, nada mas.
Un abrazo y Felices pascuas!

Anónimo dijo...

«Han aplaudido la invasión de Noruega y de Grecia, de las repúblicas
soviéticas y de Holanda: no sé qué júbilos elaborarán para el día en que a
nuestras ciudades y a nuestras costas les sea deparado el incendio. Es
infantil impacientarse; la misericordia de Hitler es ecuménica; en breve
(si no lo estorban los vendepatrias y los judíos) gozaremos de todos los
beneficios de la tortura, de la sodomía, del estupro y de las ejecuciones
en masa.»
JORGE LUIS BORGES, revista Sur,
Buenos Aires, diciembre de 1941

emilio dijo...

¿Ese tal Borges citado en el mensaje precedente es el mismo que a finales de los años cincuenta aprobaba y pedía el fusilamiento de peronistas?.

Anónimo dijo...

Estimado Rafa:

Esta Sra confunde los tantos.

Vamos por partes:

1."EL Campo"es el complejo industrial mas grande del pais.

2.Factura 4 veces mas que la idustria que le sigue.

3.Es el cluster agroalimentario mas grande del mundo.

Es la riqueza mas grande del pais.
La siembra directa es un invento argentino.Y hay cientos de ejemplos.

Digo esto porque esta Sra(que por ahi leyo algun libro sobre el fascismo)sobre campo no sabe nada.

Y que hace el estado con el campo?
Sacarles plata, y si les saca plata que hagan lo que quieran.

De ahi a hacer una mezcla con la degradacion cultural y social del pais,y casi decir que el campo es el huevo de la serpiente....bueno.

En cualquier momento se la agarran con el INVAP y no creo que le resulte simpatico.

La lucha contra los pobres,su eliminacion,y la democratizacion de la politica para mi es muy simple:y tenemos una gran oportunidad ya que no hay estado.

Programa basico:

1.Se elimina cualquier tipo de reelecion desde consejal a presidente.

2.Se elimina la coparticipacion federal:cada provincia fija sus impuestos.La Nacion vive de la aduana,las tierras,y el correo.Se eliminan todos los impuestos nacionales.Se elimina el Banco Central.(Si alguna provincia lo quiere tener,bien.)

3.Reforma electoral;hay que estudiarla,probablemente el primer paso es regionalizar el pais -la PBA se divide en tres.

Yo creo que no es tan dificil.

Cordiales Saludos
AB

Despues hablamos de fascismo.

Rafa dijo...

Laura:
Antes que nada, bienvenida!!
Es verdad que hay una identificación entre los que portan ese fascismo básico, que además comparten un "sentido común" totalmente primitivo y casi irracional. Otro motivo más para sentirse en peligro.

De todos modos, yo que ya soy grandecito puedo decir que desde que tengo uso de razón, siempre hubo gente que decía "aquí hace falta mano dura", "lo que necesitamos es un Franco", etc, etc. En realidad lo más preocupante es que este tipo de "pensamiento" parece estarse haciendo hegemónico, más aún mirando la naturalidad y la simpatía con que lo toman los grandes medios.

Para mí, entre lo más interesante del texto de Giarracca está la propuesta de reconstruir los "nodos político sociales" de debate. Justamente, creo que una de las grandes debilidades del espacio "nacional y popular" es el aislamiento de las distintas voces y el desconocimiento de la problemática real de p.ej. los afectados por el modelo del monocultivo sojero. Muchos se enganchan (o nos enganchamos) con una "batalla de discursos" y me parece que con eso no alcanza.

Giarracca es investigadora del Conicet y quizás eso hace que no quiera o que no le salga usar un lenguaje más coloquial. Igual yo creo que su texto es bastante claro. Ignoro el léxico propio de la sociología, a lo mejor "societal" tiene ahí un significado preciso.

Gracias y un gran saludo.

Rafa dijo...

Anónimo de 2:52 AM:
Gracias por el fragmento de JLB.

Emilio:
Sí, es el mismo.

Don AB:
Creo que Ud. no captó el tema esencial del post. Aquí no se cuestiona el "éxito" del "campo", así que no voy a ponerme a discutir sus puntos 1, 2 y 3.

Voy a lo siguiente: durante los años '90 (para no irme más lejos) desaparecieron cientos de miles de productores agropecuarios. Los que sobrevivieron, que hace 10 o 15 años estaban en la lona y ahora se modernizaron y se capitalizaron, en muchos casos parecen sentirse como los triunfadores de un proceso de "darwinismo social". No digo que sean todos ni la mayoría, pero en los discursos "pro-campo", sobre todo los del último año y pico, hay bastante de eso. No quieren que el Estado les saque plata ni que se meta en sus asuntos, cuando p.ej. fueron enormemente favorecidos por la megadevaluación del 2002.

También es lógico que sectores ligados mayormente a la agroexportación y favorecidos por los altos precios internacionales, vean como un estorbo el pago de impuestos o desprecien los aspectos internos de la producción. No es una crítica, sino una caracterización.

Vale la pena recordar la contracara del "éxito" del "campo". La sojización de los últimos años implicó la pérdida de muchísimos puestos de trabajo en el agro, simplemente porque la soja requiere de muy poca mano de obra. Y también implicó el desplazamiento de buena o mala gana de centenares de miles de campesinos o de productores familiares, sobre todo en las zonas de frontera agropecuaria. Si tiene alguna duda, vaya y recorra las villas del Gran Resistencia o del Gran Rosario, y pregúntele a esa gente de dónde vienen y por qué están ahí.

No es que el "campo" sea el huevo de la serpiente ni nada por el estilo, solamente que transformaciones tan profundas como las de los últimos años han tenido un enorme costo social. Y de eso, mal que le pese a Ud., tiene que encargarse el Estado que hasta ahora ha estado mayormente ausente. O ha actuado como socio o cómplice de los grandes intereses sojeros; pregúntele sino p.ej. a Ángel Rozas cómo hizo su fortuna y si no tuvo nada que ver la enajenación de tierras fiscales en el Chaco siendo él gobernador.

PD: No sabía que Ud. tenía un proyecto de reforma política. Me parece bárbaro, siempre es bueno debatir ideas.

Saludos cordiales para todos.

Anónimo dijo...

Estimado Rafa:

Bien 1,2,3 fuera.

Ud habla de cientos de ,iles de productores que "desaparecieron" - en este pais estamos condenados a ver o hablar de desaparecidos -:porque?

a)porque no tenian la superficie suficiente para hacer una produccion rentable:ej. si Ud me dice que va a poner un restaurant con doce cubiertos,yo le voy ha decir estas loco.Te fundis en un mes.Ud responde,no pero voy a cobrar USD 400 por persona.Es otra cosa.
Si Ud tiene 5/10has y planta arandanos(este ano se fundieron)y tiene el capital para hacerlo.Es otra cosa.

b)No creo que los trabajadores rurales hayan perdido con la soja o con que fuera.
Si Ud tiene cifras comparativas 1980-2008,vemos.Yo no las encontre.
Pero hay otros indicios:
1.El sindicato del Momo:(UATRE)esta con el campo,sera un corrupto que defiende a la patronal?,puede ser,pero no creo que coma vidrio,si pierde aportantes seguro patalea y como.
2.El gobierno: que mejor argumento que decir "la patronal agraria"destruye el empleo.No lo dijo.

Ud dice (raro en Ud) en forma temeraria que esto ha tenido un costo social:cual es?
En cifras no en retorica.

Y con la plata que le sacaron al campo ( que no es un impuesto,ya que los impuestos los fija el congreso)que obra contantes y sonantes hicieron?

En cuanto a politicos corruptos,vaya novedad.

Cordiales Saludos
AB

PS: seguramente va a aceptar que mi reforma es bastante elegante,no?

Rafa dijo...

Don AB:
Disculpe que ando corto de tiempo, sólo quería darle una referencia del "costo social", fíjese acá.

Creo que Ud. comete un error al analizar las transformaciones en el agro únicamente desde el punto de vista de las "leyes del mercado". En lugares como Chaco, Formosa, Santiago, Salta, etc., esos fenómenos tuvieron (o tienen) bastante de "acumulación originaria", que como la Historia lo demuestra suele implicar el uso de la violencia.

Después la sigo. Otro saludo cordial.

Anónimo dijo...

En su imprescindible Koba the Dread (en español lo ha publicado Anagrama),
Martín Amis se pregunta cómo es posible que todavía hoy, con toda la
información que obra en nuestro poder, si alguien declara su simpatía por los
nazis es razonablemente eliminado de la vida pública, pero si declara su simpatía
por los comunistas bolcheviques puede incluso recibir aplausos. En su ensayo,
Amis recoge sólo algunas de las más espantosas carnicerías del comunismo
soviético. A ellas habría que añadir las de Mao, Fidel, los khmer rojos y las
apenas conocidas del continente africano. Amis se pregunta por qué llamaban
"facha" a su padre tras abandonar el partido comunista al conocer los asesinatos
estalinistas, y quiénes eran, en realidad, los fascistas. Así pues, ¿quién es el
fascista?

Rafa dijo...

Don AB:
Le completo mi respuesta. En muchos lugares, los trabajadores rurales desplazados por el avance tecnológico tuvieron la oportunidad de reinsertarse en las empresas contratistas, o de conseguir trabajo en pueblos y ciudades de su zona. No fueron los más afectados, aunque haya bajado su calidad de vida o hayan aumentado los problemas de infraestructura en esas zonas urbanas. Y evidentemente al Momo le reditúa mucho más acompañar los reclamos del "campo" que protestar por los puestos de trabajo perdidos. Lo más grave es lo que mencioné en el comentario anterior, y ahí UATRE no tiene mucho que ver.

Su reforma será elegante, pero no la comparto. Disculpe que no entre en el debate por el momento.

Anónimo de 2:53 AM:
A lo mejor Amis leyó "Comunismo y nazismo" de Alain de Benoist (recomendado atentamente por don AB), ya que lo que dice en ese texto se le parece mucho. De todos modos, no creo que eso tenga algo que ver con este post.

Saludos cordiales.