viernes, junio 29, 2007

El gran cambio


Tras largas jornadas de angustia y preocupación, ha vuelto la tranquilidad. Mauricio no se va a comer crudo a nadie, éstas son las idas y vueltas de la democracia, la campaña sucia ya quedó en el olvido. Puedo volver a dedicarme a otros temas que me motivan más. Antes de eso, un par de cositas que me habían quedado pendientes.

- Aquí, un interesante análisis de tres semiólogos sobre las estrategias, símbolos e imágenes de esta contienda electoral. Me quedo con esto que dijo Raúl Barreiros: Filmus-Heller hicieron una (mala) campaña de propaganda política. Macri-Michetti hicieron una (exitosa) campaña publicitaria.

- El Dr. Gustavo Martínez-Pandiani (Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación y de la Comunicación Social de la Universidad del Salvador de Buenos Aires) se refirió a Gabriela Michetti como "la papa frita del combo" y a Mauricio como "la hamburguesa". Esto se lo escuché decir por Radio Continental antes de la segunda vuelta, y parece que lo repitió después de la elección hablando por FM Palermo. Su declaración completa puede leerse acá. Bueno, si este prestigioso académico no se inspiró en una entrada de un humilde bloguero amateur, le pasó raspando.

Y leyendo este post donde Musgrave se refiere a los que hablan de "el gran cambio", me vino a la memoria este cuento judío que alguna vez citó el Jorjón Sabato:
A un campesino, padre de cuatro hijos y dueño de siete cabras, las cosas le iban de mal en peor. Desesperado, consultó al rabino, que le aconsejó que para que su situación cambiase, todo lo que debía hacer era que una de sus cabras pasase la noche en la misma habitación donde dormía toda la familia.

A la mañana siguiente, el campesino corrió a contarle al rabino que la situación había empeorado, porque la cabra no sólo baló toda la noche sino que hizo pis y caca por todas partes, con lo que su mujer se enfureció, los cuatro hijos lloraron y él no pudo pegar un ojo. El rabino, después de escucharlo con toda su paciencia, le aconsejó que ya que una cabra no había sido suficiente para lograr el cambio deseado, metiese dos cabras en la habitación. Ni qué decir que a la mañana siguiente el campesino volvió más desesperado que nunca; el rabino, impertérrito, le aconsejó que metiese tres cabras. Y así sucesivamente hasta que el campesino llegó a meter las siete cabras en la pieza. La situación llegó entonces a su extremo, y el rabino le aconsejó que la noche próxima sacase las siete cabras de la habitación. En la mañana, el campesino fue a verlo con una sonrisa en sus labios: "¡ahora sí que logramos el gran cambio!".

(Aclaración: la foto fue capturada en los pagos de Lord Henry (a) El impreciso).

7 comentarios:

manolo dijo...

Jorge
Buen post.
Se olvidaron de Chupete y Agulla.
Si el Combo no lo "inspiro" directamente, es porque se lo comentaron.
Un abrazo

Jorge Y. de la G. dijo...

Así es Manolo, yo tenía presente lo de FDLR y su también exitosa campaña publicitaria, pero para qué meter más cizaña :P.

Hablando de inspiración, la nota de hoy del Perro Verbitsky en Página viene con la misma foto que este post. A veces se me da por pensar que los blogueros laburamos gratis para otra gente, en fin, pavadas que se le ocurren a uno.

Gracias querido amigo, un abrazo.

r. dijo...

lo cierto es que busque a uno de mis libros preferidos y me tope con un blog con el nombre del libro que tengo frente a mi ahora mismo si volteo mi vista a la derecha mia
bueno ahora me quedo leyendo un poco por aqui
un abrazo

Diego F. dijo...

No se, me parece que estamos en la víspera de una época muy muy salada. Ojalá me equivoque.

Abrazo

Jorge Y. de la G. dijo...

Estimado r.: sea Ud. bienvenido, póngase cómodo. Espero que disfrute de este blog, y si no es así, tiene el libro, jaja!

Diego: creo que se vienen tiempos de mucha pirotecnia verbal, pero intuyo que las cosas no van a pasar a mayores. Fijate que muchos decían que la campaña para la 2da. vuelta iba a ser terrible, que a MM le iban a pegar con todo, y al final después de que salió K con lo de "Mauricio es Macri" la cosa fue de lo más tranquila. Porque todos sabían que pasada la elección iban a tener que sentarse a negociar. Ahora es una situación distinta, pero me parece que a nadie le conviene confrontar con demasiada dureza.

Gracias por la visita. Un abrazo a ambos.

EmmaPeel dijo...

Lo quiero ver en la Gestión al Señor Pro (en 3 meses se lo van a comer crudo en Av. Alvear)

Saludos vecino!

Jorge Y. de la G. dijo...

Querida vecina Emma: una vez más, puede aplicarse acá una frase de Perón: "Para ver de qué pierna renguea un cojo, hay que verlo caminar".

Gracias por la visita. Un beso.