miércoles, octubre 11, 2006

Ufa con el populismo (I)

Parafraseando a la colega Thecucu, estoy estufado con la cháchara de personajes variados sobre populismo. Lo que me suelo preguntar es: ¿de qué se habla cuando se habla de populismo? Con alguna gente la cosa está muy clara, por ejemplo el ex presidente del Gobierno español Sr. Asnar (sic) que nos habla de "populismo excluyente y radical", que junto a un "indigenismo" de laya similar son dos terribles peligros que Latinoamérica presenta a la humanidad, ambos hermanos del "islamofascismo". Este sujeto, a la hora de las cosas concretas, se dedica simplemente a defender los intereses de los empresarios peninsulares (o de cualquier otro origen, leí por ahí que ahora es empleado de Rupert Murdoch) como estuvimos recordando en el blog de Gonzalo. Así que no es de extrañar que escupa el anatema de "populista" sobre cualquiera que no se incline ante esos intereses.

El domingo pasado pude leer una nota de Alain Touraine sobre populismo en América Latina. Este célebre académico, asiduo visitante de nuestro país y afecto a posar para la foto con el presidente de turno, nos descerraja tal serie de barbaridades que como mínimo debo repetir lo del colega Escriba: Alain, no medís. Por ejemplo:
"Hoy América latina parece más lejos de encontrar una expresión política para sus problemas sociales que hace treinta años. En eso radica lo esencial: eso es lo que está en juego y ahí está el fracaso."
Hace treinta años, que yo recuerde, casi todos los países de América Latina estaban gobernados por sanguinarias dictaduras militares. ¿Así que hoy estamos más lejos de encontrar una expresión política?
"Incapaz de elaborar una política fundada en los derechos democráticos y de emprender reformas estructurales profundas, América latina nunca ha logrado salir de una mezcla confusa de nacionalismo y populismo –cuyo ejemplo más conocido fue el peronismo–, lo cual condujo a un doble fracaso: el hundimiento o la desaparición del sistema político y la ausencia de transformación social. Esto se pudo observar en la crisis argentina de 2001, que no representó el levantamiento de la clase obrera sino, por el contrario, la caída masiva de la clase media."
Chupate esa mandarina. ¿Así que la crisis del 2001 se debió a la incapacidad de salir de una mezcla confusa de nacionalismo y populismo? Miralo al tándem De la Rúa-Cavallo, tan Nac&Pop ellos.

Y sigue la serie. Chávez, inspirado por Fidel Castro, es un problema. Pero el país clave en que se decide el futuro político de América Latina, señores, es Bolivia...Por suerte, Alain dice que hay consenso en aceptar el modelo boliviano, siempre y cuando gane independencia de la retórica de Chávez...¿Y sobre nosotros?
"En cuanto a Argentina, me parece que lo más sencillo del análisis es dejar establecido, como para los demás países, el fracaso definitivo del modelo nacional-populista de las décadas pasadas. El país comienza a emerger de la catástrofe que ha destruido su economía y su sociedad sin que los resultados obtenidos pongan de manifiesto progresos importantes en la gobernabilidad, ya que la recuperación se sostiene en tres factores: el fuerte aumento de las exportaciones a China, la ayuda financiera otorgada por Chávez y la rápida concentración de poder en manos de Kirchner."
Su análisis se basa en algo tan sencillo como falso: que la catástrofe del 2001 se debió al fracaso del modelo "nacional populista" que como todos sabemos fue llevado a cabo por todos nuestros gobernantes desde Videla y Martínez de Hoz hasta el anillaquense y su década exitosa, seguida por el aburrido y su bienio final. Pero su conclusión es fantástica y demoledora para toda la cría republicana y antipopulista: para seguir la recuperación, aparte de venderle cada vez más a China, hay que hacer que Chávez nos siga comprando bonos...¡y hay que apoyar a K para que siga concentrando poder! Si así vamos bárbaro, ¿a quién le interesan los "progresos en la gobernabilidad"?
"Si Argentina tuviera que inventar un nuevo modelo de desarrollo, éste debería ser más bien de tipo liberal, dada la importancia del comercio internacional en la economía y, sobre todo, dado que el futuro del país depende en gran medida de su capacidad de dotarse de elites políticas, administrativas y económicas. Tampoco es posible, en el caso de Argentina, hablar de izquierda y derecha; la lógica de la situación avanza más bien hacia soluciones voluntaristas pero liberales, que no pueden ser equilibradas por la resistencia y la capacidad ampliada de decisión del presidente Kirchner."(...)

"...y en ese sentido la conclusión con la que desearía comprometerme, al menos en la medida de mi capacidad de análisis, es que sólo una radicalidad política mucho mayor que la del período reciente permitirá a los países latinoamericanos escapar de dos aparentes soluciones que en realidad conllevan un gran peligro: por un lado, un gobierno de elites liberales apoyadas en una economía mundial globalizada y, por el otro, lo que se podría llamar una “ilusión neocastrista”."
Perfecto. Tenemos que inventar un nuevo modelo de desarrollo más bien de tipo liberal, pero ojo con caer en un "gobierno de elites liberales apoyadas en una economía mundial globalizada" (yo pensaba que ya habíamos pasado por esto). Y la otra aparente solución que conlleva un gran peligro es la "ilusión neocastrista", que como todos sabemos está proliferando por doquier (yo al menos, no me pienso afeitar la barba). ¿Cómo serán las "soluciones voluntaristas pero liberales" que Alain nos profetiza? ¿Y cómo será "una radicalidad política mucho mayor que la del período reciente"?

"Esta conclusión más bien inquietante no se condice con la imagen que tiene de sí mismo un país importante del continente: Chile, país que se siente cada vez menos perteneciente a América latina y que espera, de acuerdo con la célebre frase del ex presidente Lagos, enriquecerse con el comercio entre el Este y el Oeste del mundo, como alguna vez lo hiciera la República de Venecia. Esta es una alternativa extrema para una de las soluciones posibles, la de la globalización exitosa; la otra es la que, pese a su fragilidad, toma forma en Bolivia. Hoy en día me parece imposible definir otras soluciones posibles entre esas dos tendencias profundamente opuestas."

Así es señores, Chile es la nueva República de Venecia. Es comprensible: Lagos debe hacerle acordar de los canales venecianos. Y no queda otra: o Chile, o Bolivia. A Alain le parece imposible definir otra solución. Qué poca imaginación.

Esta perla de alcurnia francesa vino acompañada por un excelente texto de Ernesto Laclau. Pero Página/12 habla de un inexistente "debate" entre ambos autores y en la versión web las dos notas aparecen juntas. Por favor, señores de Página, un desagravio para Laclau.


Post Scriptum: para no olvidar, estas dos imperdibles entradas de La Barbarie sobre la última visita que nos hizo el franchute. La nota de Pablo termina así:

"A veces los cientistas sociales dan realmente pena. Un sociólogo francés se baja de un avión, se sube a un banquito y—dedo índice bien elevado—da clase livianamente sobre lo que hay o no que hacer. Esto se llama condescendencia. Por suerte, últimamente sus lecciones se agradecen retóricamente, y se archivan rápidamente."

13 comentarios:

ARTEMIO LÓPEZ dijo...

muy buen post jorge, coincido 101%.
En rigor Touraine siempre fué una ruina teórica a le que sumaó en los noventa su ruinosa modalidad de aparición política. Creo que si no hablara francés Touraine hubiera dado charlas en el instituto Hanna Arendt junto a Raimundi y Olivera.
Alain, Alain, un menemista anclao en paris digamos.
salu2!!

Jorge Y. de la G. dijo...

Artemio, no me toques al Arendt o a Raimundi y Olivera, no empecemos de nuevo a pelearnos con Hal :P.

Gracias, un abrazo.

Ulschmidt dijo...

Seguro, esta tan perdido como los comentaristas de la CNN. A esta altura debiésemos revisar no ya a estos extraños sino a nuestro furor por la visión ajena: Ya se que la vieja "literatura de viajeros" hizo escuela en la Argentina pero de ahí a bancarse tanto gurú llegando a dar conferencias sobre cómo somos, uf.

Hard Core dijo...

Lo importante que los sectores mas recalcitrantes buscaron siempre la salida populista para consolidar el proyecto politico oligarquico (suena demodee, pero no me expongo a nada). Debemos acentuar eso. Haciendo Incapie en las salidas partidarias que proponian Lanusse, Massera luego, o en chiquito, pues no habia ya vuelo nacional, el mismo Aldo Rico o Patti. Es decir recorrer el camino pero al vesrre, dejar que la democracia venga a nos.

HAL dijo...

Nunca escuché (o leí) a los habituales disertantes del Hanna Arendt decir cosas semejantes a las de Touraine. Pero no me extrañaría que, en poco tiempo, el bueno de Alain comience a elogiar al gobierno de K dado que de populista lo único que le va quedando a éste son los gorilas del H. Francés.

Jorge Y. de la G. dijo...

Sr. U: en esto opinamos lo mismo, ¿qué me cuenta? Es verdad, tenemos una larga tradición cholula con los gurúes extranjeros y una obsesión sobre "cómo nos ven". Desde el conde Keyserling en los '30, pasando por Ortega y Gasset, etc., etc., hasta llegar al susodicho.

Hard: en una próxima entrada pienso referirme al "populismo oligárquico" al que se aplica lo que vos decís y que es muy diferente del peronismo. Por ejemplo, me acordaba del super asado que hizo Galtieri en Victorica (La Pampa)...a propósito, tenemos que organizar el próximo ágape...

Hal: yo sabía, le dije a Artemio que no viniera a pelearte...pero me parece que llegaste tarde, Touraine ya lo elogió a K, fijate este párrafo de La Nación del 21/2/2006 que cita Pablo de La Barbarie en su nota:

"El sociólogo francés Alain Touraine elogió al presidente Néstor Kirchner y lo diferenció de su colega venezolano, Hugo Chávez, al remarcar que "no hay nada en común" con él y destacar que el discurso del argentino es "antipopulista"."

Medio veleta este Alain, ¿no?

Saludos a todos

PD: Hal, con lo del Francés no hay discusión posible, una verdadera vergüenza.

HAL dijo...

Viste, Jorge, Touraine es kirchnerista.

Jorge Y. de la G. dijo...

Prefiero no calificarlo, Hal. Por mí, la próxima vez que venga, que se saque la foto con la Tuta Muhamad.

Saludos

Hard Core dijo...

Te escribo por aqui jorge aunque me salga, no veo contradiccion entre una cosas y la otra en lo puntual, en lo general pose piensa asi, no le da tanto a K solo en lo que K hace como politica de Estado con los Mil. Si queres la seguimos por mail. Yo tambien tomo con pinzas a todo lo que esta o ha estado en el CARI. Solo me intereso la definicion del desmantelamiento.

G.F. dijo...

Yo lo escuche en la Biblioteca Nacional en una charla que daban el y Di Tella, la verdad que fue divertida y habló muy bien de K, pésimo de Chavez y despues hizo un paneo por latinoamerica país por país, en un momento dijo: "si ustedes me preguntan si Argentina va a salir adelante, la respuesta es NO, tienen una capacidad asombrosa de ver siempre la mitad vacia del vaso, de hundirse solos, de deprimirse y eso a la larga jode el crecimiento, si destacó que la Argentina era el unico país que se acordaba de sus muertos, pero nada mas. La verdad que el panel era divertido por Di Tella que intercambiaba pareceres y lo chicaneaba. Sls. Gonzalo.-

Diego Viñas dijo...

he leído ¿podremos vivir juntos? de Touraine y me parecio un buen libro. Con respecto a los escritores de cualquier índole que opinan sobre latinoamérica y no viven en ella es simplemente una opinión. O sea, Ramonet habla maravillas de Cuba. Pero, hay cosas de Cuba que son aborrecibles, lo mismo con Chávez hablaba bien de Chávez aunque tomaba el recaudo de decir que de todas formas era militar y que eso genera ciertas reticencias a apoyarlo lisa y llanamente por "conciencia genética". Depende de que lado estás, he hablado con muchos venezolanos que odian a Chávez y Fidel y odian por lo tanto a Ramonet dicen que es un "chupaculos" basicamente. Por mi parte Ramonet me parece un tipo sumamente respetable pero la verdad es que le pifia en algunas cosas por hablar de un lugar en donde no vive. Lo mismo pasa con Touraine depende que lado te ponés ahora decir que el tipo es un chanta me parece un poco exagerado. Hacé poco un argentino que emigro a España y creo un programa "Meneame" y viene cada tanto a dar charlas en las universidades de acá sobre informática dijo que Argentina estaba atrasada 30 años tecnologicamente con respecto a España. dijo una verdad elemental( de forma pedante debo decir pero era verdad) y salieron todos los argentinos a decirle "Argentina exporta soja" " estamos ganando en una mesita en Necochea " les faltó decir. A veces las criticas de afuera son al pedo, supongamos a Tom Wolfe y todo su neoliberalismo repugnante ( pero es buen escritor) o el imbécil de Vargas que empezó habalndo bien de Cuba y ahora tira mierda a dos palas. Hay que sacar lo bueno y lo demás olvidarlo pero decirle "ignorante " de alguna forma a un tipo porque metió un diagnóstico que a el entender de algunos es errado me parece demasiado.
Personalmente creo que la verdadera reforma y crecimiento de este país no esta ni debería estar en manos de peronistas, radicales, socialistas, comunistas, la derecha y todas sus ramitas de odio (incluido los milicos), humanistas,centro izquierda, centro derecha , centro etc. Creo que la salida está en la gente, me parece que todos esos partidos politicos y su gente no hicieron más que demostrar inoperancia y corrupción cuando gobernaron. Los que tenemos que cambiar somos nosotros, los políticos no son más que una manifestación pública de nuestra decadencia como sociedad y como individuos. O sea, como ciudadanos. Se logró erradicar la opción militar luego de casi 60 años de intromisiones, espero que mis hijos vean como se logra con los que hoy nos condenan al ostracismo y nos dan una democracia a medias.

labarbarie dijo...

Lo de Touraine ya es, teóricamente, de décima. Pero además habría que revisar teóricamente toda la escuela de los "nuevos movimientos sociales" de la cual Touraine fue egregio aportante... La idea de que gracias a la sociedad "posindustrial" los movimientos sociales pasarían a ser, todos, por cuestiones estéticas, sexuales, ambientales, dado que la clase "ya no importa". Así, cualquier movimiento que lleve adelante reinvindicaciones de justicia social (digamos) es inevitablemente populista ...
En fin, y gracias por la mencion. MEC

Jorge Y. de la G. dijo...

Gonzalo y Diego: no pretendo en absoluto descalificar a Touraine y su obra (no tengo tanta soberbia ni estaría a mi alcance hacerlo). Pero este texto me pareció lamentable por lo contradictorio y confuso y por falsear los hechos. Y creo que el problema con él y con muchos pensadores extranjeros que opinan sobre América Latina es que aplican sus propias categorías de pensamiento y hay cosas cruciales que no entienden o que se les escapan. Lo que se agrava por el cholulismo del medio cultural vernáculo, que suele tomarlos como gurúes sagrados sin cuestionarles ni una coma. Yo tampoco estaría de acuerdo con el otro extremo que sería ignorar o defenestrar cualquier idea que venga de afuera. Eso sí, sería lamentable que le diéramos pelota a Touraine o a cualquier otro que nos diga "Ustedes no van a salir adelante por bla, bla, bla...". El pesimismo es lo más reaccionario que existe. Yo prefiero recordar las palabras de Roberto Arlt: el futuro es nuestro por prepotencia de trabajo.

Coincido en gran parte con lo que decís en tu último párrafo Diego, el cambio va a pasar por nosotros como individuos y como sociedad. Hay que volver a revalorizar la política y darle contenido. Aunque no soy de la idea de desechar de entrada las identidades políticas del pasado, sí de renovarlas en lo posible con militancia y participación.

María, comparto totalmente lo que decís. Y suele pasar que la gente imbuida de esas ideas, cuando uno habla de justicia social o de pensamiento nacional, además de "populista", te dice que atrasás cincuenta años.

Hard, te contesto en tu blog.

Gracias y un abrazo a todos.