viernes, noviembre 24, 2006

Niños

Hace unos días Artemio puso en su blog el poema (o cuento) "El niño proletario" de Osvaldo Lamborghini. Ahí le comenté que era "la respuesta nacional y popular" a El Matadero de Esteban Echeverría. Eso no lo inventé yo sino que lo había leído en algún lado, no recuerdo dónde pero aquí hay un artículo que me gustó mucho y que habla de los dos textos.

El asunto es que me hizo acordar de otro poema que habla de un niño, y que el Nano hizo canción. El día que al escucharlo no se me ponga la piel de gallina, estoy perdido.


El niño yuntero

Carne de yugo, ha nacido
más humillado que bello,
con el cuello perseguido
por el yugo para el cuello.

Nace, como la herramienta,
a los golpes destinado,
de una tierra descontenta
y un insatisfecho arado.

Entre estiércol puro y vivo
de vacas, trae a la vida
un alma color de olivo
vieja ya y encallecida.

Empieza a vivir, y empieza
a morir de punta a punta
levantando la corteza
de su madre con la yunta.

Empieza a sentir, y siente
la vida como una guerra,
y a dar fatigosamente
en los huesos de la tierra.

Contar sus años no sabe,
y ya sabe que el sudor
es una corona grave
de sal para el labrador.

Trabaja, y mientras trabaja
masculinamente serio,
se unge de lluvia y se alhaja
de carne de cementerio.

A fuerza de golpes, fuerte,
y a fuerza de sol, bruñido,
con una ambición de muerte
despedaza un pan reñido.

Cada nuevo día es
más raíz, menos criatura,
que escucha bajo sus pies
la voz de la sepultura.

Y como raíz se hunde
en la tierra lentamente
para que la tierra inunde
de paz y panes su frente.

Me duele este niño hambriento
como una grandiosa espina,
y su vivir ceniciento
revuelve mi alma de encina.

Lo veo arar los rastrojos,
y devorar un mendrugo,
y declarar con los ojos
que por qué es carne de yugo.

Me da su arado en el pecho,
y su vida en la garganta,
y sufro viendo el barbecho
tan grande bajo su planta.

¿Quién salvará este chiquillo
menor que un grano de avena?
¿De dónde saldrá el martillo
verdugo de esta cadena?

Que salga del corazón
de los hombres jornaleros,
que antes de ser hombres son
y han sido niños yunteros.


Miguel Hernández


(PD: va dedicado a Hard Core)

12 comentarios:

Hard Core dijo...

Da la casualidad que la poesia gauchezca argentina es realmente la que sigue un patron del romanticimos europeo, pero no me apena, no me averguenza, quizas porque me digan que soy de derecha, pero no es asi. Hay que recordar que don Rafael Jose Hernandez, hermano de Jose Rafael Hernadez seis años mayor y autor del Marin Fierro, quien fuera el fundador de la Universidad de La Plata (ciudad en la que nací y Universidad que me dio la instruccion que poseo) La Muerte de la Madre los lleva a tomar contacto con la vida del Campo, ya que durante su niñez vivieron en la chacra Pueyrredon. Por lo tanto, no es tanto el sentir oligarquico y europeo de Echeverria y su pertenencia a una clase dominante, sino la sensibilidad para percibir las necesidades de las personas de la tierra. Y no en vano Rafael habia sido asistente de su tio Jose Juan Hernandez un General de Rosas quien tenia una sensibilidad especial para su "soldadezca". Asi que gracias Jorge. Te digo que el pensamiento americano debe estar ligado a esta tierra y no me importa la pertenencia de origen del hombre a una clase, sino su compromiso con el destino historico de su gente. Gracias infinita por tu dedicatoria.

Hard Core dijo...

que palamado estaria anoche que no lei Miguel Hernadez, lei Rafael Hernadez porque Lei Esteban Etcheverria. jajajajaj, lo que dije es verdad, pero al leer eso asi, todas las conclusiones son falsas!!!!!! para la libertaddddddddddd ....!!! estaba mas que dormido!! pero jorge gracias igual. Para colmo estaba estudiando sobre el romanticismo gauchezco. Asi que segui enfundado en mi locura. EN FIN.. .dijo serafin.

Jorge Y. de la G. dijo...

No hay problema Hard, igual me gustó mucho y me pareció pertinente tu comentario, aunque había algo que no cerraba, jaja! Y me hiciste acordar de que había pensado poner algo de José Hernández en el blog, de paso voy a buscar cosas sobre su hermano Rafael.

Gracias y un fuerte abrazo.


PD: para mí que estabas palmado porque habías ido al recital de Shakira...(:P)

Mariano T. dijo...

El anacronismo es uno de los mayores vicios para interpretar la historia.
Echeverría, calificado con la lente de la época, podría ser calificado como un típico "zurdo" o subversivo. Su origen burgues no lo inhabilita para ello,(nunca lo hizo). Vivió en la época romántica de las insurreciones burguesas europeas contra las monarquías, noblezas y clero, escribió el "Dogma socialista" con influencia de Saint Simon. Ser socialista en 1845 era poner a la igualdad como prerequisito para la libertad, y a la vez abogar por el sufragio universal. Adhirió a una de las vertientes del socialismo pre-marxista.
Por otro lado, el "tradicionalismo" a fines del siglo 19 (40 años después de la muerte de Echeverría), tiene 2 vertientes, una vertiente de tratar de rescatar y preservar un acervo cultural(al que adhiero) y una vertiente reaccionaria y retrógrada que ve como una amenaza todo cambio en el orden colonial-feudal. Esta vertiente se plasma en la Liga Patriótica, que salía a cazar anarquistas, y en los fanáticos de Dios-Patria-Hogar que llegan hasta nuestros días.

Jorge Y. de la G. dijo...

Es verdad lo que decís sobre Echeverría Mariano, pasa que la visión que el expone en El Matadero se encuadra con bastante facilidad en la dicotomía "civilización vs. barbarie", levantada posteriormente (del lado "civilizado") por gente bastante más reaccionaria que él. Es otro personaje de nuestra historia que merece ser mejor conocido.

Y sobre las dos vertientes del tradicionalismo que mencionás, creo que la primera tiene como máximo exponente a José Hernández con el Martín Fierro que tiende a reivindicar la figura denostada del gaucho. La segunda es posterior y surge como reacción ante la inmigración masiva, como resultado del temor de las clases dominantes a la pérdida de la "identidad nacional", y tuvo las facetas reaccionarias y hasta violentas que vos decís.

Gracias y saludos.

Cristian dijo...

Muy bueno el poema la verdad.
Aunque prefiero Borges...

Hard Core dijo...

LO QUE JAMAS PUDO HACER BORGES PORQUE TENIA UN TOSCANO EN LA OREJA. Para gusto de los que disgustan la poesía:

ELEGÍA

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se
me ha muerto como del rayo Ramón Sijé,
con quien tanto quería.)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento.
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.


Miguel Hernández

Jorge Y. de la G. dijo...

Cristian: cuestión de gustos, por suerte nadie nos obliga a elegir entre uno u otro. Borges tiene poemas hermosos, aunque a mí no me conmueve como Hernández, Machado o Vallejo p.ej.

Hard: no vengas aquí a pelearte con los borgianos :P. La Elegía es otra belleza, ya la había puesto Miguel Olivera en su blog Voz Debida (te lo recomiendo):

http://vozdebida.blogspot.com/

Gracias a ambos, un abrazo.

Ulschmidt dijo...

Miguel Hernandez es una luz y cantado por Serrat una gloria. El niño yuntero, además, es una descripción estricta del trabajo infantil rural de 70 años atrás en buena parte del mundo. El poeta nos aporta claridad y precisión - como los mejores poetas hacen.

Jorge Y. de la G. dijo...

Totalmente de acuerdo, mi estimado Sr. U. Aunque opino que lo que dice esta poesía puede ser extrapolado sin esforzarse demasiado a situaciones todavía vigentes.

Gracias por el comentario. Saludos.

Gurí matero dijo...

Muy bueno Miguel Hernandez! Para seguir con la poesia, les dejo un link a la Elegia a la mujer de Sije, el amigo de Hernandez, tras su muerte.

http://www.tinet.org/~elebro/poe/mher/elegia1.html

Jorge Y. de la G. dijo...

Miguel es como el título de uno de sus libros: El rayo que no cesa.

Gracias Gurí, un abrazo.