domingo, junio 04, 2006

Qué lástima Pepe

Esto va para Pepe Eliaschev, integrante de la comunidad bloguera.

Te tenía aprecio Pepe. Te escuché durante muchos años en tu programa Esto que pasa, primero por Radio Del Plata y después por Nacional. Muchas veces estuve de acuerdo con tus opiniones y muchas otras en desacuerdo, alguna vez te hice llegar una que otra observación y la recibiste de buen grado. Te veía como un tipo independiente y honesto, y me gustaba escucharte aunque tu estilo no fuera siempre de mi agrado. Además y pese a ser de distintas generaciones, te sentía mi "hermano en el aula y en la vida" cuando escuchaba tus referencias orgullosas a tu paso por nuestro querido Colegio (CNBA por si alguien no lo sabe).

Lamenté tu alejamiento de Nacional. Aunque me pareció que no debías ignorar las reglas del juego en los medios estatales, vos que ya habías pasado por Canal 7 y Radio Municipal (de la que fuiste director). Supuse que dado tu prestigio y trayectoria iba a poder volver a escucharte por algún otro medio en poco tiempo.

Alguna vez visité tu blog pero no te venía siguiendo en estos últimos tiempos. Hasta que cayó en mis manos el diario Perfil del domingo pasado. Y ahí me encuentro con tu rostro inconfundible y una columna con tu firma, sobre el rechazo al ingreso de Patti a la Cámara de Diputados. Ahí recordabas el secuestro y las torturas que sufrió el diputado Azcoiti, quien sin embargo votó a favor de la aceptación del ex subcomisario, y me pareció bien. Pero después empiezo a ver adónde apuntaba tu nota y cuánto resentimiento contenía, hasta que leo tus críticas a "actos para emocionar a la gilada, como mandar a descolgar cuadros de octogenarios represores" (o algo así). Y ahí te me terminaste de caer del pedestal. Porque yo, tu oyente fiel de tantos años, y que me emocioné de verdad cuando el actual presidente le dio esa orden al jefe del Ejército, al recordar tantos años de plomo en que los civiles éramos ciudadanos de segunda, me vengo a enterar ahora que soy uno más de la gilada. Ahora entiendo, quizás haya sido por eso que escuchaba tu programa.

Va sin rencor Pepe. Hasta siempre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Comparto tu sentimiento!!!... Yo también soy una pobre gila!!!..

Melisa

Jorge Y. de la G. dijo...

Melisa:
No sé cuánto hace que mandaste este comentario, pero te lo agradezco igualmente. Veo que no estoy solo...

Gracias, un beso.